L.A by Montblanc *nuevas fotos.

En la segunda semana de noviembre Montblanc convoco en Los Ángeles a un reducido grupo de periodistas para contarles un secreto

Recién venido de Los Ángeles escribo estas líneas desde la paradoja de tanto qué anotar acerca de lo nuevo de la relojería de Montblanc, de tantas experiencias y sorpresas por elucidar y el deber de obedecer al embargo que afecta este nuevo mundo de la constelación Montblanc.

Entonces nada diré….

 

de que se trata lo nuevo de Montblanc...

de que se trata lo nuevo de Montblanc…

 

Lo cierto es que fui invitado por Montblanc al Shutter on the Beach para conocer, jugar y tocar los notables relojes que son objeto del secreto. No estoy autorizado siquiera a decir a qué colección pertenecen, pero ésa, la que no puedo nombrar ha realizado un verdadero salto que, no solo propone una complicación fabulosa sino también un spleen singular. Diré, en este relato ambiguo, que existe en la relojería una élite singular construida a lo largo de décadas por referencias que pueden asociarse a los deportes. El pequeño número de relojes que la integran han sido puntos de inflexión para las manufacturas que las fabrican y, que luego de este viaje, me atrevo a conjeturar que Montblanc, a través de una de sus familias, ha encontrado la llave para ingresar a ese pequeño mundo. Entre workshops y sorpresas Montblanc, organizó un viaje memorable para un grupo de periodistas.

shutters on the beach hotel

shutters on the beach hotel

El Shutter es un lujoso hotel de playa donde el mar parece estar en continuidad con la moquette del cuarto donde uno apoya el pie al bajar de la cama luego de despertarse. Tampoco olvidaré las pizzas de zuchinis que comimos junto a Giovanni Alegria en el Malibú Farm: fórmula genial que observé con atención e intentaré copiar ni la comida en la granja de la familia Thorne, tercera generación de farmers de Malibú, donde Montbanc montó con gracia europea una interminable mesa con mantelería blanca y cubertería de plata entre naranjos y tomates. Los 3 días del Club 4810 de la Presse transcurrieron entre relojes secretos , buen humor, la imbatible belleza de California y el goce gastronómico. Luego, terminado el evento, me quedé 5 días en Santa Mónica, escribiendo y haciendo fotos del encadenamiento de playas del Pacífico y de las curiosas ciudades costeñas de L.A. También tuve la fortuna de coincidir con el último día de una exposición memorable que sucedió en el Getty Center y que cerró el domingo 13 de noviembre: London Calling, una curaduría notable que reunió a 6 de los más importantes artistas del siglo XX, los líderes de la escuela de Londres: Francis Bacon, Lucien Freud, Leon Kossoff, Michael Andrews, Frank Auerbach y R.B. Kitaj. Todos son increíbles y anuncian y ejecutan la contemporaneidad.

Lucian freud

Lucian freud

Sin embargo esta visita confirmó mi devoción personal por Freud. Al quedarme en Santa Mónica, esas imágenes son, dada la inhibición de publicar fotografías de lo que ví hasta la SIHH 2017, las que ilustran esta nota junto al cronógrafo 4810, libre de todo embargo.

star 4810

star 4810

…y algunas caminatas cámara en mano

the boss

the boss

l1090446 l1090437 l1090273

 

 

Deja un comentario