Drive, back to future

         A menos de 45 dias de la de SIHH 2017, y de la develación de los misterios que el salon promete, es prudente volver a escribir acerca del Drive de Cartier, la étoile 2016.

por Carlos Alvarez Insua ©

                                                                                 

Un Hombre Drive

Instinto, independencia y elegancia son, para Cartier, las características del hombre Drive. Encarna una personalidad y un estado de ánimo. Es inclasificable, no muy complejo a primera vista, pero más refinado de lo que parece. Su don, elegir la libertad. Aprecia los objetos bellos por lo que son y por el placer contemplarlos y darles uso. Su reloj es su reloj, el que elige, no como un elemento para expresar status, así sus pasiones a las que se entrega, pero administra con estilo. Conocedor es sensible a la perfección de un pliegue, de una pátina, al anverso de un reloj, que solo el observa por las noches cuando se lo quita: para él los detalles marcan la diferencia.

¿Es acaso el equilibrio entre el volumen de la caja y la tensión de las líneas del Drive lo que atrajo su atención?

un hombre Drive

un hombre Drive

 

Drive, el regreso

En la primera edición del año donde asumí el compromiso emocional de elegir mi reloj predilecto de cada una de las casas que visité en la SIHH 2016, entonces mi mirada se detuvo, en el caso de Cartier, en Drive. Aquella fue una revisión breve, sincera e inmediata acerca del efecto que me había provocado el nuevo reloj, que ponía énfasis con magistral simpleza – acaso el logro más difícil de conquistar para un reloj en 2016- en la claridad conceptual. Me sorprendió que habían sido capaces de poner en el mundo otro reloj que fuera relato de tradición y reclamo de la contemporaneidad.

atmosfera Drive

 

Ahora, con páginas por escribir, 10 meses después y a casi 60 días de la nueva SIHH 2017, vuelvo a dialogar con el Drive. Sospecho que es inevitable regresar sobre el concepto de claridad, nitidez y definición de la referencia, pues estas tres ideas lo constituyen en una Cartier. Así se sostiene a partir de 3 calibres que definen con nitidez la familia. En el centro el 1904 PSMC, un movimiento notablemente bien terminado y de gran performance que anima un reloj con horas y minutos centrales y segundero habitual que, sospecho, es el reloj sin complicación más equilibrado de los últimos 20 años. Ambas versiones, la de acero y la de oro, recuperan el tradicional diseño carré galbé, pero con ejemplar actualización. Esta forma, que dominó los años 30 del siglo pasado a través de relojes memorables, ha encontrado en el Drive 2016 dimensiones, altura y ergonomía casi perfectas, transformando aquel icono del pasado en una novedad sutil para los nuevos compradores.

Drive y el oro

Drive y el oro rose

 

Una familia de tres

 

Tres calibres animan el Drive de Cartier: el 1904-PS MC, el 1904-FU MC para la pequeña complicación, y el movimiento 9452 MC para la versión de Alta Relojería. Tres movimientos realizados en la Manufactura Cartier. El 1904 MC fue creado en 2010 y es uno de los primeros movimientos concebidos, desarrollados y ensamblados por la Manufactura Cartier. El 1904 MC revela el alto nivel de exigencia y terminación : lo confirman los puentes y la masa oscilante decorados con Côtes de Genève, y las cabezas de tornillos pulidas. Un 11 líneas y 1⁄2 creado para garantizar estabilidad cronométrica óptima, gracias al doble barrilete que asegura la constancia del doble muelle durante un largo tiempo.

Drive, el acero

Drive, el acero…1904 MC

 

Cuando utilicé el término claridad también aludía a cómo se construye la familia Drive. El referido reloj de horas, minutos y segundos, luego una pequeña complicación útil y amigable para el viajero a partir del calibre 1904 FUMC que agrega un segundo huso horario, la gran fecha y el indicador de día y noche.

dia y noche,1904 FUMC, el viajero.

Dia y Noche,1904 FUMC, el viajero.

 

Finalmente, una pieza de alta relojería a partir del calibre 9452 MC que agrega un tourbillon volante a la función horaria. En el caso de esta gran complicación, que se ensambla en el primer piso del 35 de la Rue de Rohne, me parece muy interesante que Cartier haya evitado agregar otras complicaciones al extraordinario tourbillon, pues acaso, se hubiera arriesgado a afectar la claridad de la lectura del Drive que es una de sus virtudes. Así el tourbillon ubicado en la posición del segundero habitual agrega transparencia, dimensión poética y destreza técnica, sin hacer que el Drive de alta relojería deje de ser un Drive. Por supuesto la referencia goza del crédito del Punzón de Ginebra y la garantía que refrenda, el hecho de que cada ejemplar sea ensamblado y terminado en la boutique de la Rue de Rohne.

Toubillon, 9452 MC , la haute horlogerie.

Toubillon, 9452 MC , la haute horlogerie.

 

Manufactura.

3000 metros de crista en la Jura. Un equipo, un lugar

3000 metros de crista en la Jura. Un equipo, un lugar

 

Reflexionar acerca del lujo y sus relaciones con el arte y la cultura es en la mayoría de los casos un asunto complejo. No todo el lujo es elegante o atrevido y no todo avance en la historia del diseño acepta aspectos lúdicos. Afirmo esto para marcar con más énfasis la singularidad de Cartier, pues esta casa ha podido expresar de manera sostenida y durante ya más de un siglo la empatía entre vanguardia, lujo, libertad artística, sensibilidad lo por venir, cuidado de la tradición, glamour, humor, desarrollos técnicos, management y observación de las diversas identidades culturales. No creo equivocarme al insistir que la galaxia pantera construye un relato que encadena siglos y que desde sus creaciones pueden advertirse diversas informaciones de la actualidad contemporánea a traves de tantos objetos icónicos.

e5140bf314e81445bcc026ffde9d7e42

 

También sé que la función de Fundación Cartier al elevar puentes entre la experimentación artística y la cultura popular es singularmente importante. Ahora bien, dando un paso hacia territorios más materiales y concretos, los últimos 20 años de la relojería de Cartier fueron marcados por una fuerte política de manufactura. Año tras año se ha vuelto más capaz de hacerlo todo en casa, desde increíbles trabajos artesanales que recuperan saberes centenarios −como el soplado del oro, el esmalte caliente o la marquetería −en sus métiers d‘art en la Chaux-des-Fonds, o desarrollos tecnológicos de última generación en su gran manufactura con los que logra envidiables resultados entre los objetivos de producción y el manejo de stocks desde el sold in al sold out.

Situada en La Chaux-de-Fonds, la Manufactura Cartier es una de las mayores manufacturas de producción integrada de Suiza. Un edificio de cristal, con las cumbres del Jura como fondo, singular transparencia de 30.000 m2. que se levanta entre pastos y pinares a la que identifican las flags de rojo Cartier bailando en el viento. Todos los aspectos y saberes están representados en este lugar que involucra a 175 oficios, organizados en torno a tres ejes centrales: desarrollo, producción y servicio de atención al cliente.

La ecología de los oficios

Sutil equilibrio entre tecnología punta y artesanato, la Manufactura Cartier cuenta con 1000 colaboradores de 37 nacionalidades diferentes. Interesante riqueza humana, depositaria de un saber hacer que se protege con determinación a través del sistema de formación interna y la permanente integración de oficios artesanales. La Manufactura Cartier se inscribe entre las raras manufacturas capaces de concebir, producir y proporcionar el mantenimiento de sus propios relojes y movimientos, ya sean simples o con complicaciones, antiguos o modernos.

una ecologia de los oficios

una ecologia de los oficios

Made in Cartier

La Manufactura Cartier es un cruce entre modernidad y tradición donde creatividad, la precisión e innovación, exploran nuevos territorios.

El proyecto Made in Cartier fue lanzado en 2005. Mediante esta estrategia , cada uno de los colaboradores, independientemente de su especialidad, se implica es una escucha activa del cliente. La Manufactura alienta a través del proyecto Think Tank, nacido en 2007 la noción un equipo, un lugar . A partir de este concepto nace un proyecto que, contenido por la forma del edificio único, agrupa a las fuerzas de investigación y desarrollo para mejorar la organización espacial y temporal. Así se promueve la comunicación y la circulación de ideas, y al mismo tiempo, advertir cómo esas ideas se transforman en realidades y productos.

la sinfonia de lo minimo

la sinfonia de lo minimo

El juego de los saberes

La innovación desarrollada desde la organización temporal y espacial de las competencias se aplica al conjunto de la Manufactura Cartier. Así pues, luego de dejar de lado una concepción tradicional de la producción, donde los conocimientos y destrezas estaban divididos y aislados los unos de otros, y adoptar métodos utilizados en otros sectores industriales, el espacio Producción de la Manufactura Cartier, se organiza de manera insular en espacios que reúnen las destrezas y saberes necesarios para la producción de un reloj o de un movimiento. El concepto de equipo y territorio social propicia un ambiente donde se transmiten y comparten las pericias artesanales. Esta coordinación hace posible a la Manufactura Cartier producir −desde la A a la Z −

casi todos los componentes de un reloj o de un movimiento: cajas, brazaletes, agujas, cristales, platinas, puentes… Una vez fabricados, estos componentes son transferidos mediante un sistema de esclusas, al Espacio Relojero, donde se ensamblan los movimientos, el cuerpo de los relojes y los brazaletes. En este espacio, el aire se filtra y recicla constantemente para evitar la aparición de partículas de polvo que podrían depositarse en las partes más pequeñas del movimiento o del reloj.

Los maestros relojeros de la Manufactura son directores de orquesta de lo pequeño, ensamblan, uno a uno, cientos de componentes. Finalmente, aparatos de precisión, efectúan un último reglaje minucioso de cada movimientos mecánicos para garantizar cronometría perfecta.

Laboratorio

Así se refiere al territorio dedicado a las pruebas de calidad. Allí, los maestros relojeros comprueban la fiabilidad de cada nuevo modelo mediante un protocolo de circa de 150 tests aplicados a la calificación del movimiento, de los componentes y por último, del reloj ensamblado.

 

Basándose en una tecnología punta este proceso permite a los maestros relojeros someter los relojes a las pruebas tradicionales de estanqueidad y de choque así como a condiciones climáticas extremas o a campos magnéticos.

La obsesión del control

La obsesión del control

 

 

Cartier en el Pitti Uomo de Firenze

nws_fiera_fashionweek

 

El Pitti Uomo es una de las plataformas más importantes del mundo para colecciones de ropa y accesorios masculinos, es uno de los espacios centrales del lanzamieto de nuevos proyectos en moda masculina. Se celebra dos veces al año en Florencia, en la Fortezza da Basso.

el Palazzo fue la casa de Cartier

el Palazzo fue la casa de Cartier

Del 14 al 16 de junio el Palazzo se convirtió una vez más en el lugar donde confluyeron celebrities cuando Cartier lo ocupó para presentar en sociedad el Drive. No se exagera al anotar ocupado ya que Cartier realmente convirtió el palacio en su casa, la casa de un hombre Drive.

Drive men, Christopher-Lee-Sean Lee Davies Chris Edwards

Drive men, Christopher-Lee-Sean Lee Davies Chris Edwards

Mandla Sibeko

Mandla Sibeko

“Estamos honrados y muy complacidos de que Cartier, un nombre simbólico de la excelencia francesa, haya elegido Florencia y Pitti Uomo para presentar el nuevo reloj” Drive de Cartier “, afirmRaffaello Napoleone, CEO de Pitti Immagine. “Esta es una prueba importante de cómo Pitti Immagine Uomo es influyente en la escena internacional cuando se trata de lanzar proyectos de estilo de vida especiales tanto dentro como fuera del ámbito de la moda”.

monocle-pitti41987-5628aa5b8a252

9452-mc

9452-mc

 

 

Deja un comentario