Pionero en el espacio / TAG Heuer

¡Pionero en el espacio en la muñeca de un estadounidense en 1962!

TAG Heuer marcará la hora de la misión de exploración china en el planeta rojo en 2020

Desde los tiempos de John Glenn hasta llegar al programa chino de exploración de Marte, TAG Heuer está presente en el firmamento y apoya el audaz proyecto chino para explorar el planeta rojo. 
Ceremonia de presentación del «Mars Rover» y solicitud mundial de diseño para el logotipo del programaAcepta el desafío. Explora Marte.
#DontCrackUnderPressure es mucho más que una orden, es toda una actitud.

23 de agosto de 2016, Pekín. La historia de los viajes espaciales se convirtió en parte de los logros del ser humano en el siglo XX gracias a los avances teóricos y prácticos realizados en ese ámbito. China ha emergido con un gran potencial en este campo, incluidas las misiones tripuladas.

Hoy, en Pekín, en presencia de Jean-Claude Biver, CEO de TAG Heuer y presidente de la sección de relojería de LVMH, y de Director of the lunar exploration program and space engineering center under the State Administration of Science, Technology and Industry for National Defense, Mr. Jizhong Liu and the Chief Designer of The Mars Exploration Mission, Mr Rongqiao Zhang, el Programa de Exploración de Marte de China ha anunciado que TAG Heuer marcará oficialmente su hora y ha presentado el esperado «Mars Rover» junto con el diseño del logotipo del programa.

TAG Heuer fue el primer reloj que llegó al espacio en la muñeca de un estadounidense en 1962.
El 20 de febrero de 1962 TAG Heuer se convirtió en la primera marca de relojería suiza presente en el espacio de la mano de un astronauta estadounidense. «El tiempo corre». Con estas palabras, John Glenn puso en marcha su cronómetro para convertirse en el primer astronauta estadounidense en realizar el primer viaje orbital tripulado de EE. UU. en su cápsula Mercury, la Friendship 7.

El cronómetro fabricado por TAG Heuer en Suiza se modificó con la incorporación de bandas elásticas para que se ajustara a la manga del traje espacial de Glenn.

Tras el fracaso experimentado con otra marca de relojes en los viajes anteriores de Alan Shepherd y Virgil «Gus» Grissom, la NASA se decantó por TAG Heuer por su capacidad para soportar la elevada fuerza G del despegue. El cronómetro original se encuentra en la actualidad en el Museo Nacional del Aire y el Espacio de la Institución Smithsonian, al que hay que sumar la réplica que se conserva en el Museo TAG Heuer de La Chaux-de-Fonds.

En mayo de 2012, TAG Heuer envió su nuevo Carrera Calibre 1887 SpaceX Chronograph a una misión orbital. El reloj se mandó a la Estación Espacial Internacional con la SpaceX para probar su fiabilidad y precisión incluso en las circunstancias más extremas.

El 12 de julio de 2016, TAG Heuer anunció una asociación única con el programa aeroespacial S3 ZeroG (de Swiss Space Systems). El reloj TAG Heuer S3, que sirve como tarjeta de embarque para acceder al vuelo, brindará al público la oportunidad de experimentar la gravedad cero.

TAG Heuer, que siempre ha seguido de cerca el desarrollo de la industria espacial, haciendo frente a todos los retos tecnológicos con su función líder de indicación de la hora, incluso a los desafíos en el espacio. En 1887, Edouard Heuer cambió el curso de la relojería para siempre con la invención del piñón oscilante, que todavía hoy sigue siendo un componente clave del cronógrafo. A lo largo del siglo XX, al pasar de la precisión de 1/100 de segundo a la de 1/1000 de segundo, y llegar incluso a 1/10000 de segundo en nuestros días, TAG Heuer siempre ha batido los récords de indicación precisa de la hora una y otra vez, superando los límites de la relojería.

Desde los años 60 del siglo pasado, la carrera espacial se fue intensificando.

En 1964, la élite de los científicos espaciales chinos elaboró el Informe sobre el plan de satélite artificial. En 1970, se lanzó el primer satélite artificial chino. En 2003, China realizó el primer vuelo espacial tripulado. En 2007, se lanzó el primer orbitador lunar de China y, en 2013, aterrizó la primera sonda lunar de este país, que lleva funcionando en el espacio 19 meses a día de hoy, todo un récord en cuanto a tiempo de funcionamiento en la Luna. China nunca ha cejado en su ambición por explorar el espacio.

El 22 de abril de 2016, Xu Dazhe, director de la Administración Espacial Nacional de China, confirmó en una rueda de prensa del Consejo de Estado que se había puesto en marcha oficialmente la misión a Marte y que se enviaría una sonda no tripulada para orbitar y aterrizar en el planeta rojo en 2020 con el fin de realizar las primeras investigaciones del suelo, el entorno y la atmósfera de este.

En relación con el apoyo al Programa de Exploración de Marte de China, Jean-Claude Biver, CEO de TAG Heuer y presidente de la sección de relojería de LVMH, ha comentado: «La exploración de Marte es una de las mayores misiones en la conquista del espacio por parte del ser humano, ya que con ella ampliamos nuestra presencia en el sistema solar. Su formación y evolución son comparables a las de la Tierra, lo que nos permitirá saber más sobre la historia y el futuro de nuestro propio planeta. Es un honor y un privilegio respaldar este sueño, el siguiente gran salto para la humanidad».

Director of the lunar exploration program and space engineering center under the State Admi

54bf5391-0a75-4d53-99bc-20818f42542c ae953c20-6cf1-4686-ac4f-bc8556a1d9c8 cb18e8b9-a2db-44e4-afe3-60867a5fba49