Ciudadano Kane o El Ciudadano (Citizen Kane – 1941)

Esta película fue dirigida y protagonizada por el estadounidense Orson Welles y es considerada como una de las obras maestras de la historia del cine.

El argumento de esta atrapante historia comienza cuando un importante financiero estadounidense, Charles Foster Kane, dueño de una importante cadena de periódicos, de una red de emisoras, de dos sindicatos y de una inimaginable colección de obras de arte, muere en su fabuloso castillo de estilo oriental, Xanadú. La última palabra que pronuncia al expirar es “Rosebud”. El país entero y la prensa en general quedan intrigados por saber el significado de esta palabra. Para descubrirlo, un grupo de periodistas se pone a investigar.

“Como ningún otro acontecimiento, la aparición de Ciudadano Kane marca el comienzo de un nuevo período en la historia del arte cinematográfico. Varios son los elementos que fundamentan la notoriedad de la película. El más llamativo es el del rompimiento cronológico: seis veces cambia la perspectiva sobre el personaje principal”, comentan desde Rankeen.com.

De hecho, la historia se narra principalmente a través de flashbacks.

Tan cautivante es esta película que se suele imponer como la mejor de la historia cada vez que realizan una encuesta a críticos cinematográficos de todo el mundo. De hecho, este film tiene el honor de ocupar el primer puesto en las listas de 100 mejores películas de toda la historia confeccionadas por Institutos de cine, Crítica especializada y publicaciones relativas al séptimo arte.

La película ganó un Oscar al mejor guión original y estuvo entre las candidatas en otras ocho categorías tales como película, director, actor principal (Orson Welles), dirección artística, fotografía y música.

Citizen Kane

Citizen Kane —titulada Ciudadano Kane en España y la mayor parte de Hispanoamérica, El ciudadano en Argentina y Uruguay, El ciudadano Kane en México —1 es una película estadounidense de 1941 dirigida, escrita, producida y protagonizada por Orson Welles. Está considerada como una de las obras maestras de la historia del cine, siendo particularmente alabada por su innovación en la música, la fotografía y la estructura narrativa. Fue estrenada por RKO Pictures.

Citizen Kane, que fue la ópera prima de Welles, ganó un Óscar al mejor guion original para Herman J. Mankiewicz y el propio Welles. Ese sería el único Óscar conseguido por Welles en toda su carrera, a excepción del honorífico de 1970. También estuvo entre las candidatas al Óscar en otras ocho categorías: película, director, actor principal, dirección artística, fotografía, banda sonora, sonido y montaje.

La historia examina la vida y el legado de Charles Foster Kane, un personaje interpretado por Welles y basado en el magnate de la prensa William Randolph Hearst, así como en el propio Orson Welles.7 Durante su estreno, Hearst prohibió mencionar la película en sus periódicos. La carrera de Kane en la industria editorial nace del idealismo y del servicio social, pero evoluciona gradualmente en una implacable búsqueda de poder. Narrada principalmente a través de flashbacks, la historia se cuenta a través de la investigación de un periodista que quiere conocer el significado de la última palabra que dijo el magnate antes de morir: Rosebud.

Tras el éxito de Welles en el teatro con la compañía Mercury Theatre y su controvertida emisión radiofónica de La guerra de los mundos en 1938, Hollywood acudió a él. Firmó un contrato con RKO Pictures en 1939. Le dieron libertad para desarrollar su propia historia y usar su propio reparto y equipo de rodaje, algo poco frecuente para un director novel. Después de dos intentos frustrados de concretar un proyecto, desarrolló el guion de Citizen Kane con Herman Mankiewicz.

Un éxito entre la crítica, Citizen Kane fracasó en recuperar su coste en la taquilla. La película cayó en el olvido poco después, pero su reputación mejoró, primero, con la crítica francesa y, sobre todo, después de su reestreno estadounidense en 1956. Hay un cierto consenso entre la crítica de que Citizen Kane es la mejor película que se ha rodado, lo que ha llevado a Roger Ebert a decir: «Está decidido: Citizen Kane es, oficialmente, la mejor película de la historia».8 Encabezó la lista AFI’s 100 Years… 100 Movies, elaborada en 1998, y su actualización del año 2007 con motivo del décimo aniversario. También lideró todas las votaciones de la revista Sight & Sound de las diez mejores películas durante casi medio siglo.

Deja un comentario