Una colección de conversaciones con Jerome Lambert duurante un año en diferentes paises y continentes.

Este itinerario me llevó de África del Sur a Europa, primero en la distinguida Hamburgo, al mes siguiente en la entrañable Ginebra y en abril al W de South Beach. Aclarada la compleja coordenada espacial de este artículo que condensa territorios tan distantes, me atrevo a afirmar una primera conclusión: no importa donde suceda, el relato Montblanc es firme y coherente. Si bien las grandes aventuras las ejecutan colectivos, en este caso hay un individuo que ha asumido la responsabilidad de actualizar la historia de una de las grandes marcas del lujo y liderar este proyecto: Jérôme Lambert.

En todo momento, a veces en el brillo de las fiestas sucedidas en Cape Town, el President Wilson de Ginebra o en South Beach, a veces en el fragor comercial del SIHH o en el bureau de la manufactura de Hamburgo, Lambert profiere un discurso que otorga razón de ser a cada uno de los movimientos ejecutados por Montblanc desde su llegada. Y si bien permanentemente echa raíces en la tradición de la casa alemana, jamás deja de lado la importancia del desafío de provocar algo nuevo en cada uno de los órganos centrales del gigante. Así, Montblanc ha revisitado cada uno de sus planetas: el cuero de Firenze, las plumas de Alemania y los relojes de Suiza.

Conociendo a Jérôme desde hace muchos años como hombre del mundo de la alta relojería, me impresiona cómo ha repartido su compromiso con idéntica pasión entre estos mundos diferentes. Y vuelvo a advertir que su necesidad de desafiar los límites, que tan bien conoce en la relojería, es algo que surge de su teoría del liderazgo, no importa cuál sea el objeto en cuestión. Nada se le escapa y cuando habla del gramaje y la textura del papel de un cuaderno los anhela perfectos, glamorosos y emocionales. Claro que lo consigue: la colección de notebooks de Montblanc son cuadernos inefables con sus tapas de cuero en refinados colores; un poco da pena empezar a escribir en objetos tan bellos. Las plumas especiales siguen siendo instrumentos de escritura inolvidables –esto es tradición en Montblanc-, pero ahora parecen atravesados por nuevos rasgos contemporáneos desde el azul que baila con el brillo.

En el mundo de la relojería conviven relojes urbanos como TimeWalker con la cita de marinería y complicación de la familia Vasco da Gama y algunas de las piezas más extraordinarias que produce la alta relojería en los relojes milagrosos de Villeret.En mi primera conversación con Lambert –recién llegado a Miami-, me contó algo muy notable: mientras hacía migraciones el oficial le preguntó de qué trabajaba y él le respondió que era el Presidente de Montblanc. Enseguida el oficial contestó: -¡Ah! Qué increíble Montblanc, ¡me encantan! Jérôme estaba contento como un chico, pues si bien ha sido presidente de otras marcas que expresan el lujo más extremo, jamás le había sucedido dirigir una empresa que fuera tan popular, más allá del alto precio de sus productos como para que un oficial de migraciones de los Estados Unidos la conociera e identificara ni bien se pronuncia su nombre. Bien comprendo esta emoción de Lambert, pues Montblanc como Porsche, Ferrari, Rolex, Cartier, Mercedes Benz o BMW son nombres del lujo que no solo conocen quienes los consumen, sino que se han transformado e íconos y emblemas sociales que dialogan con el deseo colectivo. Acaso también otro aspecto de esa alegría que advertí en él, más allá del que provoca la comprobación del valor de su marca, esté asociado a algo muy personal, su goce por enfrentar desafíos gigantescos. No creo que exista otro mayor en la industria del lujo que actualizar un mito.

L1070129

CAI – En ocasiones el valor y la visibilidad de Montblanc me sorprenden.

JL – Está vinculado al hecho de que tenemos nuestra propia venta, por lo que la cadena de valor es muy diferente. Montblanc tiene 259 boutiques en todo el mundo, 500 con las franquicias. Es muy diferente a la distribución tradicional de relojes. Nos ayuda a fijar mejor el precio. Estamos 10 veces más seguros de la cantidad que vamos a vender. Cuando trabajamos en las cantidades tenemos una mejor cadena de valor. Si le gustan los relojes vintage, este es realmente un emblema. ¿Le gusta el calendario anual?

 

CAI – Sí, me gusta…

JL – Por ahora estamos usando movimientos que ya existen, pero aquí queremos desarrollar uno nuevo, desde cero, un nuevo módulo en construcción: UTC, Dual Time Function, es decir, un reloj con función de doble huso horario. Ya lo han hecho Patek y Jaeger, pero no está en el catálogo de Montblanc. Debemos desarrollar nuestro movimiento. ¿Le gustó el World Time?

CAI – Sí, el azul. ¡El precio es una locura!

JL – Sí, menos de 5 mil dólares.

CAI – Pero es un excelente reloj.

JL – Y es un nuevo desarrollo de Montblanc.

CAI – Me encanta. No es barroco, los colores son suaves en las tonalidades de azul.

JL – Tiene una presencia fuerte pero elegante.

CAI – Exacto.

JL – Este es el nuevo Chrono Tourbillon con Stop-Second. Como sabe, todos los años tengo el placer de usar un reloj. El año pasado usé ese y fue un placer realmente. Este año estaré usando este y el World Time. Me encantaría usar el Tourbillon, pero me temo que no contamos con la cantidad suficiente. El de oro rosa, más para la noche, para una velada elegante.

CAI – Con su universo negro y chocolate, ¿Montblanc no le cierra las puertas a las mujeres?

JL – En primer lugar, permítame aclararle que el 40 % de nuestros clientes son mujeres, por lo que una gran densidad de mujeres visita nuestras tiendas. Además, creo que los relojes son productos que no conocen barreras de géneros. Cuando uno compra un auto, tal vez compre uno adaptado a su estilo de vida, pero uno no compra un auto de hombres. En este sentido, podemos decir que BMW no es una marca de autos para mujeres. Sin embargo, venden muchos autos para mujeres. Con los relojes sucede lo mismo, en mi opinión.
CAI – Hablemos de diámetros…

JL – Para un reloj clásico, 40 mm probablemente sea el tamaño más grande que use. Pero si se trata de un reloj deportivo, seguramente use 42 o 44 mm. No usaría este Minerva antiguo porque es muy pequeño. Pero sería muy chic en una mujer.

 

CAI – Hay una tensión entre clasicismo y diseño en ciertas piezas de la colección.

JL – Creo que el World Time es una respuesta a eso, porque si bien es clásico y sutil, también es un logro, una innovación debido a su enfoque. De hecho, los relojes Montblanc presentan un claro equilibrio entre la tradición y la innovación, lo clásico y lo contemporáneo, necesitamos esta capacidad para reforzar el estilo.

CAI – La voluntad de contemporaneidad que atraviesa a Montblanc con sus plumas y cueros es evidente desde su nacimiento.

JL – Es un territorio donde Montblanc es una marca y la legitimidad es natural, tiende a ser natural. Y lo será porque el público se sorprenderá con lo nuevo de la marca. Montblanc siempre ha sido contemporáneo, tal vez no ha sido inventor pero sí innovador; siempre ha abrazado la modernidad. Como usted dijo, la escritura tiene una relación activa con el tiempo en que se vive, es una interacción muy fuerte. Lleva la marca a una actitud muy interesante.

CAI – Los diseños ginebrinos a veces tienen una decoración barroca. Eso no sucede en Montblanc, ¿no te parece?

JL – Lo que es extraño, porque Ginebra es calvinista y el barroco es lo opuesto al calvinismo. Absolutamente. Pero la decoración, el desafío de más y más decoración está presente. No en Montblanc, ya que es muy minimalista en su estilo. Es el estilo de esta región de Alemania y aunque fabriquemos nuestros relojes en Suiza queremos que nuestros relojes sean limpios y claros. Esta claridad, esta limpieza, inevitablemente sucederá, es natural. Por ejemplo Jaeger tiene bellos relojes barrocos pero también el Reverso que es limpio y funcional. El Reverso es un reloj minimalista. En Montblanc no existen dos tendencias. No hacemos métier d’art; si lo hiciéramos sería en blanco y negro.

CAI – La forma sujeta a la función, eso es casi la esencia del diseño alemán.

JL – La función y la forma sí, esa es nuestra filosofía. Nos gusta ser minimalistas.

CAI – Me impresionó en Firenze un tratamiento tan 2015 del cuero con Extreme.

JL – ¿Vio el TimeWalker Extreme este año? Se presentó con brazalete extreme. Pero tal vez no llegó a América Latina. La mochila se agotó en un mes. Déjeme mostrársela.

CAI – Wow, parece indestructible.

JL – Estamos trabajando en la presentación de un prototipo para el SIHH. El cuero es alucinante.

CAI – ¿Y Rieussec?

JL – Sí. El movimiento es bastante grande. El Rieussec Exo Mono Chronograph es un gran reloj con un gran movimiento.

CAI – La función del Split Second es una de las que más me conmueven.

JL – Ratrapante. Es un hermoso reloj.

CAI – ¿Y el mundo de Villeret? Es como el otro lado del espejo de Alicia para la severa Montblanc.

JL – Y también lo es el equipo de cuero. Creo que el Extreme no está en la boutique de Buenos Aires.

CAI – Sí, con respuestas rápidas en poco tiempo.

JL – ¿Cómo estuvo la final en Palermo?

CAI – Tensa, pero como es hábito, ganó La Dolfina.

JL – Está mochila la hicimos en la peletería hace 6 meses y la lanzamos en todos los países. El cuero es impresionante. Requiere un poco de limpieza.

 

CAI – ¿Cuánto vale?

JL – 730 euros.

CAI – ¿100 % Italy?

JL – Está hecha en Italia, el cuero es de Alemania. Vamos a hacer un tamaño más pequeño. Fue muy bien aceptada, mejor de lo que esperamos. Lo hicimos con reservas porque fue la primera que lanzamos.

CAI – Siempre negra…

JL – Sí, por el momento. Pero no es negra completamente, sino más gris, de acuerdo como la toque la luz.

CAI – Es infinita, parece que uno pudiera cargar todo en ella si es ordenado y austero.

JL – Y tiene un cierre. Es lo que todos necesitan. Esa es filosofía de la línea, y con las nuevas categorías introduciremos más ideas. Tenemos la marca y categorías que la atraviesan. El año que viene vamos a jugar con los instrumentos de escritura y los relojes, para que los hombres los puedan usar en conjunto.

CAI – Pero esa marca funciona como ícono cultural desde hace más de 30 años.

JL – Muchas gracias.

CAI – La hegemonía en instrumentos de escritura es absoluta; casi es inevitable pensar una lapicera lujosa y no hacerlo en Montblanc.

JL – Es una marca rara en ese sentido. Pocas pueden decir que son las dueñas de una categoría, como somos nosotros con las estilográficas. Esto nos da la oportunidad de explorar y hacer otras cosas.

CAI – Meisterstuck es una forma de un objeto que no puede confundirse.

JL – Son íconos.

CAI – Sí, es curioso, igual año tras año, pura tradición.

JL – Hay que encontrar el equilibrio perfecto entre ambas.

 

CAI – ¿Escribís con pluma o bolígrafo?

JL – Tengo tinta en mi casa, en mi oficina, en mi lugar de vacaciones. Es muy económico comprar con tinta. Cuando las personas me dicen que compran roller pens no entiendo, para mí las plumas a fuente son mejores, se escribe mejor, es más económico. Los bolígrafos cuestan una fortuna por nada, porque comprar muchas de 10 euros es lo mismo que esto.

CAI – ¿Directo en la compu o a mano?

JL – En mis reuniones tomo notas a mano y luego las copio. Es la forma en que prefiero hacerlo, no tomo notas en la computadora.

Ginebra (Segundo acto). La conversación prosigue pero en otro ámbito; en otro espacio. Aquí en Ginebra no estoy solo –junto a Richard Courbrant y Frank Juhel- y el lugar de reunión se ha trasladado del espíritu de Lambert en Hamburgo a la sala de reuniones del Boh Montblanc.

L1070125

RC – Durante el encuentro en Cape Town, en el lanzamiento de Vasco da Gama deslizaste el concepto de lo disruptivo. Revisé en buscadores y diccionarios una definición, y estuve lejos de llegar a imágenes que asocié con tu firma en aquel instante. Había visto ruptura y continuidad y, eventualmente, bifurcación de un camino que se presenta pero que depende de un camino, pero que refiere a un camino que corrige. Entonces ¿podés a las siete de la tarde, y después de doce entrevistas, precisar ese concepto de lo disruptivo?

L1070115

JL – Creo que hay una palabra que finalmente hace un buen puente con todo lo que pudiste decir, y las contradicciones intrínsecas que puede llevar la misma palabra o concepto de lo disruptivo. Así ya te voy dejando otro concepto para nuestro próximo encuentro, que es la palabra: ambición. Porque la disrupción es energía, sin voluntad de inscribirse en un movimiento puede ser solo percibida con la característica de ruptura. Si querés, el criterio de disrupción cuando solo es tomado en su función de ruptura, solo puede ser un buen concepto de comunicación, con su éxito pero no más que eso. Pero, si pensamos la disrupción sostenida por una ambición, entonces es casi un principio de acción.

Es decir que, en algún momento, al ver las cosas tan petrificadas, bloqueadas, hay que provocar a través de la disrupción para poder avanzar. Mismo si al inicio, la disrupción pueda ser simplemente percibida como una bifurcación; pero lo disruptivo está ahí para romper. Entonces quiero decir que la disrupción, sin ambición, es solo una acción destructiva. Creo que realmente es así, tenemos un verdadero privilegio, cuando uno ve la gente, nuestros equipos, y la posibilidad de liberar sus creatividades, sus inventivas.…

 

Lo hablábamos por teléfono con Franck Juhel, Presidente de Montblanc para América Latina y el Caribe, si todos los días buscamos hacer mejores a nuestros equipos, en lo que son capaces de realizar, entonces nunca estaremos decepcionados porque el mejorar, es realmente el resultado de un trabajo en equipo con ambiciones compartidas. En estas condiciones, mismo si el resultado no es el deseado, sabremos que nos habremos dado las máximas posibilidades para mejorar.

Sabes, hemos tenido que pasar por esta etapa de cambios lo más rápidamente posible, para poder realizar las etapas posteriores. Pero ésta, decididamente, era una etapa indispensable. No podíamos salir de aquí, de esta situación, solo con una simple transformación. Había una necesidad de abrir las compuertas para que el flujo creativo, el flujo de energía de la Maison pudiera expresarse y poner en obra su savoir faire.

CAI – Lo interesante a considerar es que Montblanc es un ícono.

Cuando pensamos lo que es Montblanc en términos de símbolo, en términos de historia común compartida pero también de experiencia, es gigantesco… cuando pienso en los poseedores de nuestras lapiceras… son años con ellos, son años compartidos con ellos.

La expresión El arte de la bella escritura es tan rico, que si uno no se pone en una lógica de acción, es petrificante. Te petrifica, porque el legado puede aparecerte tan pesado de llevar en las espaldas que te puede dejar quieto, petrificado, en el lugar. La mejor manera de avanzar es la de pasar por esta disrupción, la de compartir las ambiciones para poder conservar y crear.

Me gusta mucho la noción que tenemos en la relojería de compartir la pasión por la bella relojería. Porque Montblanc también es una Maison que está abierta a las lapiceras, escribimos, sabemos lo que hacemos. Pero si entramos en esta lógica de que vamos a compartir todo aquello que podemos compartir, nuestras emociones, nuestros delirios, nuestras ganas, entramos en un dinámica que nos es muy positiva, nos enriquece, nos agranda, nos permite mejorar y, en última instancia, nos permite a cada uno, ser mejores.

 

Los clientes de la marca, los amantes de la marca, son muy constitutivos de estas etapas, son el final de nuestro camino. Cuando veo la fascinación y la emoción, en nuestros clientes cuando ven el Tourbillon Cylindrique Geosphères, siento que se estamos poniendo a la Maison, en su lugar.

L1070125 

Eso nos reconforta. Porque esas grandes complicaciones son 35 piezas por año. Y luego tenemos también… a veces vienen con nuestros mismos retailers que los conocemos personalmente. A través de la comunicación, a través de ustedes vamos a poder compartir esta pasión con los amantes de esta casa.

Quiero decir que esta ambición y estas ganas, han abierto los ojos y finalmente, es eso lo que persigue esa disrupción que a su vez directamente se dirige, hacia esa ambición compartida. Inclusive tuvimos una cena con grandes clientes y nos dijeron: -Ah, bueno, quiero formar parte de esta historia, quiero comprar estos productos. Eso nos reconforta….A través de la comunicación, a través de ustedes, sabemos que vamos a poder compartir esta pasión, esta compasión compartida con los amantes de nuestra Maison.

 

CAI – ¿Cuál es la función de Villeret en este proyecto?

L1070125

JL – Es como una suerte de NASA para toda la colección. Es como si fuera el Atelier de uno de los grandes maestros de la pintura, donde los jóvenes artistas venían a aprender, a impregnarse, y prolongar la obra o las enseñanzas de un Miguel Ángel o un Rafael, asegurando la continuidad de un saber. A nuestra Manufactura en Villeret la llamamos, nuestro Santuario. Hay una santuarización, en el sentido de que conservamos, preservamos, y conservamos este lugar como es. Esto permite un reloj como Geosphères pero también aquello que hicimos esta tarde, cuando junto a mis equipos dije: – para este mes, querría que fuera hecho, de esta manera… Podría ser un poco complicado, lo das vuelta, hacés esto, lo otro. Con Villeret hemos desplazado todo lo que teníamos en Le Locle porque allí hay más de 150 años de historia relojera, hasta las paredes y los productos influyen… Quizás cualquier creativo que tiene que hacer un tiempo universal, lo hubiese hecho sin día y noche, pero acá, en Villeret, dijimos –no, no, tenemos que hacer algo, no es suficiente. O como con el Dual Time que tenemos acá, que cuando tocamos el cursor las agujas se mueven en su justa medida, o cuando hacemos saltar sus husos horarios y las agujas vuelven a su lugar, con precisión, no como en algunas piezas que uno empieza a escuchar un sonido extraño.

CAI – Cuando tomé contacto con Heritage me sorprendí. ¿Es Heritage una suerte de democratización de la alta relojería?

JL – No. Es compartir un concepto de Alta Relojería, compartir la pasión. ¿Por qué no se hacen relojes de complicaciones en nuestra industria? No es simplemente porque no se puede hacer, por razones económicas, sino porque muchos piensan que el cliente no tiene la capacidad para comprender este tipo de complicaciones, este tipo de piezas. Y esto para mí es insoportable. Nuestra Maison crece con nuestros clientes, y nuestra ambición es crecer con ellos.

CAI – Acaso no deba aplicarse la noción de democratización, pero en algún encuentro hemos hablado del concepto del best value, muy interesante. Parecen inexplicables aquellos precios en piezas tan bellas y extremas. Pienso que es una postura singular y un concepto nuevo.

JL – Montblanc se basa en filosofía que se sostiene en tres principios: la calidad, el valor y la performance. De la manera en que estos principios se amalgaman, generan la consistencia del conjunto propuesto. Y cuando hablábamos de valor, todos nos decían que era una palabra que no se podía nombrar, dado que el precio, para nosotros, es solo uno de los componentes constitutivos de lo que encierra la palabra Valor. Esa incomodidad la transformaron por falta de lenguaje o por voluntad de reduccionismo, en accesibilidad, en disponibilidad. Nuestro concepto de Valor, no solo trasciende al precio sino también a esta idea de accesibilidad, disponibilidad. Para nosotros entran en juego muchos más valores dentro del concepto mayor de Valor con mayúsculas. Están nuestra historia, nuestra historias, nuestros vínculos no solo entre nuestros equipos pero también y fundamentalmente, con nuestros clientes con quienes compartimos, y esto también integra nuestro concepto de Valor, esa pasión de la que hemos conversado. Verás, dentro de tres meses todos estarán hablando de valor pero reducido a accesibilidad y disponibilidad y solo podrá generarles problemas.

 

Pero esto es así u ocurre porque existe en esta época, una búsqueda de sentido. Porque hay una búsqueda, existe una necesidad -hasta que ocurra lo contrario- de lavar, de limpiar el lujo con valores aceptables, pulirla del simple brillo, espectacularidad ya que ese carácter extrovertido y brillante del lujo está siendo cuestionado. Entonces, el Valor del que hablamos, toma la forma de un puente, digo esto para explicar que nuestros objetos, nuestras piezas, nuestros valores o nuestro Valor, en definitiva, no está destinado a mantener o sostener una distancia entre todos nosotros, sino que todo lo contrario: el Valor está destinado a crear un puente que nos permita acceder a nuestras pasiones compartidas. Te diría, a modo de conclusión, que respeto mucho al cliente porque considero que hoy, y en este sentido incluyo el trabajo que TWG viene realizando desde su aparición, tiene todos los elementos para conformarse una opinión, una reflexión sobre nuestro trabajo, nuestras piezas, nuestra pasión compartida.

 

MIAMI (Tercer acto). Y continúa la conversación pero se mueve; aquí estamos en el W Hotel   de South Beach y, entre nuestras manos, un magnífico ejemplar de oro rosa cuya dificultad y esfuerzo de producción aclara Jérôme…

 

CAI – ¿Qué no es fácil?

JL – Compartir con el cliente estas características…
CAI – Me sorprende el precio para un reloj de oro rosa…
JL – Y es oro verdadero, recuerde.
CAI – (risas) Sí, lo sé.
JL – Se debe trabajar bien la construcción de la caja, para que desde el punto de vista puramente conceptual podamos hacerlo encajar perfecto, pero podemos. A veces preguntamos por la propuesta de valor, porque seamos realistas, un Calendario Anual a 10 mil euros en oro….
CAI – No existe otro.

JL – …pero está ligado al hecho de que tenemos nuestras propias boutiques. Nuestra cadena de valor es muy distinta. Montblanc cuenta con 259 boutiques en todo el mundo, 500 con las franquicias. Es muy distinto a la distribución de otras marcas, es distinto a la distribución tradicional de relojes.
CAI – ¿Así el sistema de distribución ayuda a ofrecer un mejor precio?
JL – Nos puede brindar una mejor manera de usar el precio. Es una ventaja. Estamos diez veces más seguros de la cantidad que podemos vender, del cliente al que podemos llegar, podemos calcular las cantidades que somos capaces de hacer de cada reloj; por eso digo que tenemos una mejor cadena de valor.
CAI – Y esa política de justo precio también se convierte en ediciones limitadas.
JL – Sí. Ya un Calendario Anual a 10 mil en oro. Este es mi reloj adorado. La función del calendario es increíble, la concepción de la caja es excepcional. Y es una edición limitada de 260 piezas. Increíble. Y es muy hermoso el diseño tradicional de la Fase de la Luna. Este es más nuevo, pero si te gustan los relojes vintage
CAI – Sospecho será un Flag de Montblanc. Además, me gusta mucho el Calendario Anual…me enamoré de estos tres relojes.
JL – En estos dos nos basamos en modelos hechos, pero en este tuvimos que desarrollar un nuevo módulo, que está en construcción, en UTC. Debemos desarrollar ese movimiento. ¿Ha visto el World Time?
CAI – Sí, el azul, es notable y el precio del acero es también inesperado.
JL – Menos de 5 mil dólares. Es un gran reloj. Un nuevo desarrollo de Montblanc.
CAI – Me encanta porque no es barroco, los colores son suaves en las tonalidades de azul.
JL – Queríamos que fuera algo completamente fuera de lo común. Este es un nuevo Chrono Tourbillon con Stop-second.
CAI – Y el Exo Tourbillon es mágico porque vuela. Ahora en un minuto, lo que se adapta mejor a la precisión… Vamos para otro lado: Montblanc es una marca muy masculina. ¿Cómo establecen un diálogo con las mujeres?

JL – En primer lugar, el 35% de los clientes de nuestras boutiques son mujeres, tenemos una alta densidad de mujeres visitando nuestras tiendas. En segundo lugar, los relojes son un producto que no conoce barreras de géneros. Con los autos, por ejemplo, lo que pasa es que la mujer compra un auto para mujer, adaptado a ella, no un auto para hombre. Sin embargo, se venden muchos autos de hombre a las mujeres. Con los relojes sucede lo mismo. Si somos capaces de encontrar una forma de trabajar los relojes con la delicadeza para una mujer, vamos a ir por buen camino con las mujeres más allá de los géneros y clasificaciones.
CAI – Cuando visitamos la peletería en Florencia vi varias telas y cueros de colores. Es una opinión personal, pero Montblanc es muy blanco y negro, ¿no es preciso una paleta mayor para la mujer?
JL – Ah… ¿vio el Bohème Blue? Ahí incluso jugamos con un brazalete de dos colores.
CAI – Sí, y me gusta mucho. Pero prefiero el brazalete gris, es encantador, y el tamaño es muy lindo. Es el tamaño máximo para mujer, ¿36 no?

JL – Eso es en América del Sur, pero en nuestra línea el tamaño para mujer comienza en 27.

 

CAI – Soy un coleccionista de relojes vintage, y hablo mucho con los que venden relojes usados. Ellos me dicen que no pueden vender relojes Rolex para mujeres. El reloj de tamaño medio es ahora el tamaño pequeño para mujeres.
JL – Es verdad, pero también es cierto que eso aplica para los relojes deportivos. En un reloj clásico, el máximo tamaño que usaría es 40. Pero si se trata de un reloj deportivo, fácilmente usaría 42 o 44. No usaría uno como el Minerva, porque es muy pequeño hoy.

CAI – A mí me encanta.

JL – A mí también, pero hoy es casi imposible de usar. Una mujer sí, en ellas luce muy chic.

CAI – Montblanc me resulta muy interesante, porque es nuevo en la producción de relojes –aclaremos que con el nombre Montblanc, porque Villeret tiene una gran tradición y Minerva es un ícono de la industria. Así un gran nombre captura el resto de los nombres. Es una tradición extraordinaria no sólo en los instrumentos de escritura y en la comprensión de valores del hombre identitarios durante los últimos 100 años, porque sus instrumentos de escritura son contemporáneos, explican un momento de la historia, el racionalismo. Y ese es un desafío. ¿Pueden unir la tradición de la marca con la actual? ¿Presentar la tradición en una propuesta contemporánea?

JL – Es una gran pregunta. Y se la voy a responder con el ejemplo del World Time. Es un reloj muy clásico a la vez que muy innovador en su enfoque, porque es muy colorido, pero es clasicista, digamos clásico, y esa es una manera, en mi opinión, de crear un puente. De hecho, en los relojes Montblanc se encuentra un equilibrio entre la innovación y lo clásico. Trabajamos en esta capacidad de reforzar el estilo.

CAI – Creo que es interesante contar esta historia. Porque la cuestión de la lectura de lo contemporáneo en Montblanc es importante. Si Montblanc hace relojes, los hará bien, porque tiene el conocimiento para hacerlo, como también lo demuestra con el cuero, en todo.

JL – Sí, es un territorio donde Montblanc como marca debe hacerlo muy natural. La legitimidad la tenemos: historia y crafmanship. Pero debe ser natural. Y lo será porque el público seguirá sorprendiéndose por lo que la firma ofrecerá en distintas áreas. Montblanc siempre ha sido contemporáneo. Tal vez no sea un creador, pero sin lugar a dudas es innovador; lleva adentro suyo la modernidad, la abraza, la toma. Siempre lo ha hecho. Probablemente por lo que has dicho, la escritura tiene una relación activa con el tiempo, es una interacción muy fuerte. Y lleva a la marca a una actitud muy interesante.

CAI – Los relojes son muy limpios y para nada barrocos. Es hábito de la industria suiza producir relojes alucinantes, obviamente, pero con un toque barroco. Pero esto no sucede en Montblanc. Y es extraño, porque Ginebra fue, con Calvino, lo opuesto al barroco.

JL – Exactamente. La decoración, el desafío de cada vez más decoración, es un distintivo de la industria suiza, y aquí en cambio, la decoración es exacta, nunca excesiva. Montblanc es muy minimalista. De hecho, ese es el estilo de la región de donde proviene. Por eso, incluso si hacemos nuestros relojes en Suiza, somos alemanes y queremos un enfoque claro y limpio. La claridad y la limpieza inevitablemente sucederán, es muy natural. Siento algo similar con el estilo de Jaeger.
JL – Jaeger es singular, complejo y rico pero más minimalista en su enfoque por su buen gusto francés y cierta memoria británica.
CAI – Es notable la textura de los brazaletes.
JL – ¿Vio el brazalete del TimeWalker Extreme?
CAI – No, no lo vi.
JL – El movimiento es un poco grande y queríamos que tuviera una presencia fuerte. El del Exo Mono Chronograph es alucinante.
CAI – Hice un close-up en televisión del Exo Rattrapante.
JL – Es uno de los relojes más hermosos. Pertenece a la familia Villeret. Es muy sofisticado, tiene poca información en el dial, los subdiales que se puede leer desde distintas posiciones, el nivel de decoración.
CAI – Estoy asombrado de todo lo que ha hecho tu equipo en los últimos 18 meses: la línea Heritage, el calendario anual, calendario complejo, automático, el Tourbillon Cronograph, gran complicación, y muchos otros. Es notable, porque todos los relojes son nuevos desde el comienzo.
JL – La capacidad del team de producir es alucinante, creo que esa es la clave.

 

L1070138 

Deja un comentario